Un momento de gratitud

Nos pasamos el año entero anhelando cosas pero dedicamos muy poco tiempo a dar las gracias por lo que ya tenemos. Al menos a mi me pasa así y estoy tratando de cambiar eso.

Creo que no está nada mal tratar de comprar aquello que tanto queremos, realizar ese tan preciado viaje, desear ganar más dinero y cosas por el estilo, pero al mismo tiempo estaría bueno si nos detenemos más seguido a pensar en todo lo que ya tenemos y hemos logrado hasta ahora. De esta forma me parece que ganamos unos momentos de tranquilidad y podemos pasar a ver “the whole picture” (es decir, todo el panorama).

¿No te ha pasado de quejarte con cosas por el estilo? Que se rompió la cañería del baño, que tuviste que hacer una hora de cola para pagar las cuentas del hogar, que el día está lluvioso, que hace calor, que el trabajo es odioso, que no te alcanza para comprarte el S5 y la lista de quejas puede continuar “hasta el infinito y más allá” como diría Buzz Lightyear (un personaje de la película Toy Story)

Pero ahora te pregunto. ¿Cuántos días al año agradecés por lo que ya tenés o has logrado a nivel personal? Y no tiene que ser super complejo...Puede ser por cosas tales como agradecer y valorar más un plato de comida, una ducha caliente, un hogar, un trabajo, buena salud, la posibilidad de estudiar, etc. (que muchísima gente por ahí no tiene)

Cómo cambiaría nuestra visión de las cosas si apreciamos más esto que tenemos aquí y ahora en lugar de siempre mirar o buscar por lo que nos falta.

Puede haber miles de razones y problemas para quejarnos, pero también hay miles de razones para estar más agradecido de las cosas que nos pasan.

Al principio quizás la idea te choque, pero un momento de gratitud al día, puede cambiarte la manera de ver las cosas y hacerte de alguna manera más feliz.

Anuncios Google